DIV04

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Cuarta División del Ejército Nacional -   NOTICIAS -   Actualidad -   Soldados vestidos de honor, ficha clave para la consolidación

Fin barra de navegación de las migas


Soldados vestidos de honor, ficha clave para la consolidación

29 de junio de 2015

El Ejército Nacional se ha convertido en ficha clave para el desarrollo y productividad de municipios que necesitan la intervención del Estado. Por ello, gracias a los Ingenieros Militares de la Cuarta División se logró entregar a una habitante invidente de El Castillo - Meta su casa propia, un gran ejemplo de vida en medio de las dificultades.
El Ejército Nacional, en cumplimiento del Plan Campaña Espada de Honor 3, buscando poder acercar al Estado a las poblaciones del país que se encuentran aisladas, a través de la Cuarta División y el Grupo Asesor del Comandante del Ministerio de Defensa, visitó el municipio de El Castillo Meta con miras de realizar actividades de prevención al reclutamiento y en donde en medio de la inauguración de un polideportivo que los ingenieros militares construyeron, los soldados se depararon con una historia de solidaridad y superación realmente conmovedora.

En medio de las risas y euforia de la población por la obra recibida, se divisaba una cara que en medio de su felicidad reflejaba cierta tristeza, se trataba de Ángela Marcela González, una joven invidente de 20 años quien en medio de la multitud y la timidez que su condición le genera, se pudo acercar a los soldados y habló de su vida en donde cada palabra que decía reflejaba la fortaleza de un ser humano en medio de la adversidad.

A su corta edad, este personaje ha pasado por situaciones realmente lamentables, es la cuarta de seis hermanos de padre y madre nacidos en este municipio del Meta, quienes criaron a Ángela sin ningún tipo de lujo en una humilde vivienda. A su corta edad tuvo que enfrentar un embarazo convirtiéndose en madre soltera pero con la certeza de que la nueva integrante de la familia vendría colmada de bendiciones para las dos.

Ante esta situación desfavorable, esta valiente joven sólo contó con el apoyo de su madre, quien de alguna forma sacó adelante a madre e hija sin saber que la vida les daría un golpe aun más duro, poco después del nacimiento de la bebé su madre empezó a sufrir un cáncer agresivo llevándola a la muerte. Luego, una de las hermanas de Ángela, residente en Villavicencio, decidió hospedarla para hacerse cargo de ella y su bebé, pero al transcurrir no más de tres meses, y al parecer por la difícil situación económica que atravesaban, su familiar tomó la decisión de desampararlas subiéndolas en un bus intermunicipal con no más que una maleta llena de ropa y de muchas necesidades.

De regreso a El Castillo Ángela y su pequeña bebé se encontraron con la realidad de no tener trabajo, vivienda ni herramientas para subsistir, pero ante tantos años de sufrimiento y eventos desafortunados, la vida decide recompensarlas por el coraje de seguir vivas y seguir adelante, y es ahí donde entra la solidaridad no de una persona sino de una serie de aliados que buscaron ayudar a estas dos valientes, según comenta Sonia Carrillo Martínez, Comisaria de Familia Ángela Marcela y su bebé llegaron al municipio en un estado de desnutrición crónica, al ser mayor de edad no fue posible ingresarla a un programa de protección por parte del bienestar familiar, por lo tanto empezamos apoyarla frente a la recuperación nutricional y sus condiciones habitacionales porque ella no tenía donde vivir en ese trabajo se empezaron a hacer actividades para conseguir un lote, por ello la Alcaldía de El Castillo, logró cederle un lote para poder construir una casa donde las dos se resguardaran y tuvieran una vida digna.

El Ejército fue su luz de esperanza:

Sin embargo, existía otro gran problema ya que el lote estaba ubicado en una zona donde el desnivel era muy grande, además de huecos profundos que impedían pensar en construir en este sector de forma segura y duradera, y es ahí donde el papel de los ingenieros militares de Ejército fue clave para devolver la esperanza a esta humilde mujer.

La iniciativa de los ingenieros militares, que para esas épocas estaban iniciando las obras de construcción del polideportivo, se dio ante la necesidad de doblegar esfuerzos para disponer de soldados que ayudaran a realizar los cimientos de la obra, por ello, durante dos semanas trabajaron de forma incansable para cumplirle a Ángela sin dejar a un lado su responsabilidad con la comunidad de cumplir los plazos de entrega del espacio deportivo. De esta forma se pudo aportar un grano de arena para el bienestar no sólo de la comunidad en general, sino trabajando puntualmente frente a las necesidades de la población más necesitada.

Gracias al trabajo clave de los soldados, Ángela tiene casa:

En la actualidad y gracias a ese granito de arena que los soldados pusieron para aportar en la construcción de la casa, Ángela Marcela cuenta con una vivienda digna donde muy amablemente recibió al equipo de prensa de la Cuarta División, y con un rostro que refleja felicidad en medio de tanto temor que los golpes de la vida le han infundado, ve por los ojos de su pequeña hija un nuevo futuro más próspero, donde puedan salir adelante. Ángela tiene muy claro que cuenta con su Ejército porque aparte de que ya tengo casa, gracias a ellos se puede caminar por las calles, dice ella con un poco de timidez ante las cámaras.

Luego de la visita a la vivienda de Ángela, y la satisfacción de los soldados al entregar una vivienda digna para aquella mujer y recibir de ella palabras de aliento y agradecimiento por esta noble labor, la Cuarta División del Ejército Nacional continua sus actividades de acercamiento a la población civil en el Meta y Guaviare, consolidando aquellas zonas que necesitan la intervención del Estado para empezar a generar desarrollo social y sobre todo ofrecer nuevas oportunidades de vida para los niños, niñas y adolescentes con el fin de evitar que éstos ingresen a las filas de los grupos armados al margen de la ley, porque los Héroes en Colombia están vestidos de Honor.
COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 36.054