DIV04

Durante 2014 el Ejército Nacional logra mayor confianza y seguridad en el Suroriente del país

27 de noviembre de 2014

En el transcurso del presente año, las acciones del Ejército Nacional a través de la Cuarta División en el suroriente colombiano, ha logrado importantes resultados en contra de los Grupos Armados al margen de la Ley, las Bandas Criminales y el narcotráfico.
El Comando de la Cuarta División, al mando del señor Brigadier General Emilio Enrique Torres Ariza, en cumplimiento del Plan de Guerra Espada de Honor y en busca de disminuir actos terroristas en los departamentos del Meta, Guaviare y Vaupés del suroriente colombiano, ha obtenido en el año 2014 resultados que se han visto reflejados en capturas, desmovilizaciones y muerte en desarrollo de operaciones militares, además de la confianza que la población de esta jurisdicción transmite hacia sus tropas.

El repliegue de las Farc es evidente:

La Cuarta División ordena estratégicamente a las Unidades Operativas Menores que tienen la responsabilidad de ejecutar operacionalmente acciones en contra de los grupos al margen de la ley. La Séptima Brigada, ubicada en la ciudad de Villavicencio y quien responde por la jurisdicción del Meta, ha logrado una de las operaciones más grandes y de significativos resultados, la Operación Victoria, una operación conjunta y sostenida, que se adelanta en coordinación con la Fuerza Tarea Conjunta Omega y la Quinta División del Ejército Nacional, para neutralizar el plan estratégico de las Farc en su propósito de cercar la capital de la república, Bogotá, a través de la cordillera oriental que conduce a Cundinamarca.

Se han neutralizado presiones extorsivas adelantadas por terroristas del frente 53 de las Farc, una de las estructuras más violentas y con más pulso financiero, producto de las extorsiones a gremios empresariales, nacionales e internacionales. Así mismo, se ha afectado la acumulación logística criminal y se ha reducido de manera sustancial las redes de apoyo que le daban soporte a esta organización terrorista.

La Vigésimo Segunda Brigada de Selva, ubicada en el municipio de San José del Guaviare, capital del Guaviare, jurisdicción de esta Brigada, y la Trigésimo primera Brigada de selva, en el departamento del Vaupés, ha fortalecido su trabajo en acciones en contra del narcotráfico. Las operaciones militares que allí se adelantan comprende el debilitamiento a las compañías de finanzas de las Farc, reflejado en la destrucción de laboratorios de fabricación de pasta a base de coca, erradicación de cultivos y semilleros de matas de coca.

Además, se logra atacar la extorsión a las personas que con sus propios recursos logran construir su patrimonio y que las Bandas Criminales en alianza con las Farc, arrancan de sus manos sin piedad. Por ello, es gracias también a las denuncias de la población, que se han recuperado millones de pesos a favor de los empresarios de la región y capturar a quienes, a través de las redes de apoyo al terrorismo, cooperan con el actuar terrorista consistente en amenazar propietarios y accionistas de las grandes fábricas o, de pequeños negocios.

Resultados operacionales que acaban con el terrorismo:

Las capacidades, el esfuerzo y la entrega de cada una de las Unidades Operativas Menores de la Cuarta División: Séptima, Vigésimo Segunda y Trigésimo Primera Brigada, se ha visto materializado en las afectaciones a las estructuras terroristas y grupos armados al margen de la ley.
En cuanto a la afectación del grupo terrorista Farc, se ha logrado, en lo corrido del año y hasta la fecha, 93 entregas voluntarias, 16 de ellas de las Redes de Apoyo al Terrorismo, 54 capturas, y 17 muertes de importantes cabecillas de compañías de finanzas, como lo fue en los últimos meses la muerte de alias Yeison Machaco y Maicol Cuéllar, ambos del frente 53 de las farc y responsables de extorsiones en la región del Ariari, Villavicencio y Bogotá.
En cuanto a las acciones en contra de las Bandas Criminales, específicamente en contra de los bloques que se mueven por la jurisdicción: Bloque Vichada, Bloque Meta, así como también se arremete contra el Clan Úsuga, se ha logrado el sometimiento a la justicia de 15 sujetos y 68 capturas. Así mismo, en operaciones coordinadas con la Policía y las autoridades competentes se evidencian 167 capturas en Delincuencia común y 42 en contra del narcotráfico.
Gracias al compromiso de las tropas, se ha logrado la incautación de 186 armas de fuego, entre fusiles, pistolas, revólveres y otras de mayor alcance; 371 granadas fragmentadas, 516 artefactos explosivos improvisados, cerca de mil kilos de insumos para la elaboración de explosivos, 41.000 cartuchos de distintos calibres; así como la destrucción de 107 campamentos en donde se albergaban terroristas y 71 laboratorios para la fabricación de pasta a base de coca.
Además, los resultados se notan más satisfactorios cuando se trata de contrarrestar acciones terroristas en contra de la población civil. En lo corrido del año, 335 artefactos explosivos improvisados, han sido neutralizados luego de que terroristas los dejaran instalados y listos para activar en los caminos de paso para los campesinos que habitan estas tierras y para las tropas. Acompañado a esto, 18 acciones subversivas fueron neutralizadas a tiempo, acciones que comprenden posibles atentados a los bienes del Estado, y que por ende, podrían ir en contra de los derechos humanos, como lo fue en los últimos meses la voladura del acueducto que conducía agua al municipio de Lejanías, Meta.
La erradicación es otro objetivo para contrarrestar el terrorismo, durante 2014, 717 hectáreas de cultivos de mata de coca han sido destruidas en las zonas de mayor concentración, como es en los departamentos de Guaviare y su frontera con el Vaupés. Cerca de 8500.000 matas de coca erradicadas en semilleros, así como media tonelada de coca y base de coca, y 22.414 kilos de hoja de coca han sido encontrados en laboratorios y cristalizaderos pertenecientes a las Farc.
No queda de más recalcar que el Comando de la Cuarta División, sigue comprometido en seguir contrarrestando actos terroristas a cargo de los grupos armados al margen de la ley, invitando a la población que ante cualquier acto sospechoso no duden en informar a las líneas gratuitas 146 y 147. El éxito del desarrollo y progreso de una región es la seguridad Brigadier General Emilio Enrique Torres Ariza, Comandante Cuarta División del Ejército Nacional.
COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co