DIV04

Se entrega al Ejército alias “Juan Chaco” a quien las Farc culpó por la Operación Jaque.

17 de agosto de 2010

En desarrollo de Operaciones Ofensivas adelantadas por tropas de la Cuarta División sobre la vereda la Momposina del municipio de el Retorno ( Guaviare) se logró la fuga y entrega voluntaria de dos integrantes de frente primero de las Farc, estructura terrorista que tenia a los secuestrados que fueron rescatados durante la Operación Jaque.
Se trata de alias Juan Chaco, importante cabecilla y jefe de finanzas, quien militó en las Farc por 17 años y alias “Liliana” su actual compañera sentimental quien era la encargada de preparar la comida en el frente primero. “Juan Chaco” ingresó a las Farc a la edad de 15 años y llegó a tener el mando de más de 20 guerrilleros, era el tercero en jerarquía después de alias “Cesar” y alias “Gafas”, terroristas capturados durante la Operación Jaque. Una vez sale el helicóptero de la libertad con los 15 liberados empieza el calvario para “Juan Chaco”, el EMBO (Estado Mayor del Bloque Oriental que dirige el “Mono Jojoy”) jamás admitió que había sido infiltrado por el Ejército y en cambio busco un chivo expiatorio para frenar la desmoralización reinante en las Farc por el exitoso resultado y evitar que se resquebrajaran aún más las estructuras guerrilleras.

En efecto “Juan Chaco”, quien participo en la toma de Miraflores en 1998, es acusado de traición a las Farc, encadenado por un año como un secuestrado más y sometido a Consejo de Guerra, en donde estuvo a segundos de ser fusilado. Las Farc necesitaban culpar a alguien, “Gafas” y “Cesar” ya estaban tras las rejas y la opinión pública no aceptaba el argumento de la guerrilla de que estos sujetos se habían vendido al gobierno. Con este resultado en contra, el EMBO no podía hacer otra cosa que señalar a quien quedó con los refrescos dejados por el Ejército a los carceleros del Guaviare.

Alias “Juan Chaco” pasó por todas las penurias y humillaciones que vivieron los secuestrados que conoció y muchas veces abasteció en las selvas de Colombia, él permaneció encadenado, amarrado y amenazado por 12 largos meses como una víctima más de la infamia de las Farc. Este hecho sumado a los mensajes enviados a través de la Emisora del Ejército en Calamar (Guaviare) y la presión de las tropas de la Cuarta División fueron las razones por las cuales tomó la decisión de entregarse para iniciar su retorno a la libertad.
COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 35.073