DIV04

El Batallón de Aviación No.4
Un equipo conformado por 98 héroes que se visten de honor y que todos los días cumplen una misión: apoyar las unidades militares de la Cuarta División del Ejército Nacional, en total 3 Brigadas territoriales resguardando así a los departamentos del Meta, Guaviare y Vaupés en el suroriente colombiano.
Todos los días comienzan a las 5:00 de la mañana para el Batallón de Movilidad y Maniobra de Aviación No. 4, ubicado en el Cantón Militar de Apiay, a 7 kilómetros de la capital del Meta. Nuestros héroes, pilotos y tripulantes realizan su habitual entrenamiento físico de todos los días para luego vestirse de honor y estar dispuestos las 24 horas del día en acudir al llamado que desde cualquier punto del suroriente colombiano necesite su apoyo inmediato.

El Batallón de Movilidad y Maniobra de Aviación No. 4 (BAMMA-4) es uno de los 8 Batallones de la División de Aviación y Asalto Aéreo del Ejército Nacional que fueron creados desde el año 2011 y agregados a las 8 Divisiones de Ejército que en el territorio nacional existen para así poder ahorrar recursos y, sobre todo, atender de manera inmediata los requerimientos que sucedan en cada porción del país. Por ello, el BAMMA-4 es una unidad operacional agregada a la Cuarta División, lo que significa que es comandada por esta Unidad Militar para así poder surcar los cielos del Meta, Guaviare y Vaupés con la misión esencial de salvaguardar vidas y proteger la soberanía del suroriente colombiano desde los cielos.

Evacuaciones: ángeles del aire llegan a tierra.

El BAMMA-4 dispone dentro de su tripulación de aeronaves 6 helicópteros tipo MI-17, UH-60, BlackHawk, UH-1N, MI-8, HUEY II, y un avión tipo Caraván, aeronaves que apoyan las operaciones tácticas de las Unidades de la Cuarta División realizando abastecimiento y movimiento de personal, pero también y dentro de sus misiones humanitarias está el disponer las 24 horas del día de cualquier día de la semana el apoyo para casos de evacuaciones y atención médica a personal civil, militar e incluso a aquel personal de los grupos armados al margen de la ley, que requieren atención inmediata estando en lugares alejados de una carretera o de un centro médico, o en puntos donde la geografía no admite los alcances urbanos.

En lo corrido del año 2016 el Batallón de Aviación No.4 ha logrado 10 evacuaciones, contando entre ellas las últimas que han registrado gran impacto por la delicadeza de la situación:

14 niños indígenas en estado de desnutrición evacuados por el Ejército Nacional:

El caso de 14 niños evacuados desde los municipios de Mapiripán y Puerto Alvira en el Meta, niños que pertenecen a las comunidades indígenas Jwi y Sikuani, en donde toda la tripulación experimentada del helicóptero MI-17 se desplazó apenas se recibió el requerimiento de la Secretaría de Salud del Meta y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) a estos municipios para recoger los niños entre 10 meses y 3 años que se encontraban en estado de desnutrición.

Una misión bastante complicada por las condiciones meteorológicas reinantes, tenemos una aeronave con muchas capacidades, un MI-17 de fabricación rusa, afirma el señor Teniente Coronel José Prada Suárez, Comandante del Batallón de Aviación No. 4, al detallar las condiciones que el día 18 de marzo presentaba, pero las que se pueden maniobrar gracias a la experticia de la tripulación.

Batallón de Aviación No. 4 rescata canino antiexplosivos al identificar un área minada en Lejanías.

El día 20 de marzo de 2016, los soldados del Batallón de Combate Terrestre No. 7 Héroes de Arauca se encontraban haciendo procedimientos de erradicación de cultivos ilícitos en dos áreas minadas en Lejanías, Meta, en la segunda área minada se habían ubicado 17 artefactos explosivos, cuando en su búsqueda el canino de nombre Cerverus tropezó accidentalmente uno de los artefactos que tenía sistema de activación por tensión, por lo que de inmediato se despliega un operativo de evacuación por parte de la compañía de salvamento y rescate del Batallón de Aviación N 4 para resguardar la vida de nuestro héroe canino, el cual fue trasladado hasta el Cantón militar de Apiay, donde ya está en total recuperación.

La Compañía de salvamento y rescate:

El equipo de Salvamento y Rescate del BAMMA-4, CSAR por sus iniciales en inglés Combat Search And Rescue, está conformado por 3 Soldados Profesionales comandados por un señor Capitán, personal preparado y capacitado para atender urgencias médicas y paramédicas y quienes fueron entrenados por el Ejército sur de Estados Unidos y el Hospital Militar Central con el fin de realizar operaciones de evacuación aeromédica y apoyo humanitario.

Son muchas los riesgos que se corren en medio de una operación militar; son muchas las situaciones difíciles que personas que habitan lugares alejados tienen que enfrentar; son muchas las acciones que realizan nuestros héroes para salvar y proteger las vidas de la población civil y de nuestras tropas, dice el Sargento Primero Ferney Vargas, tripulante del equipo de vuelo HUEY II, quien en su vasta experiencia como militar y técnico en el mantenimiento de esta máquina del aire, explica de manera detallada las vivencias que ha compartido con una Compañía de Salvamento y Rescate a la hora de socorrer cualquier necesidad vital.

El Soldado Profesional Mauricio Andrés Grisales, quien lleva 7 años como Jefe de Rescate en la Compañía de Salvamento y Rescate de Aviación C-SAR, y que desde que el Batallón de Aviación No. 4 se instaló en el Cantón de Apiay, fue agregado al equipo C-SAR de este batallón, dentro de sus experiencias recuerda muy especialmente en el año 2012, la vez que él y su equipo recibieron la orden de evacuar a un soldado herido en la cabeza por arma de fuego.

Eran las 6:00 de la mañana y el helicóptero BlackHawk se dirige desde Apiay al departamento del Caquetá en donde en el área de operaciones asignada encuentran al soldado a quien inmediatamente se le prestan los primeros auxilios, al momento de realizar el despegue el helicóptero fue impactado 8 veces por disparos de las Farc, para lo cual las tropas que nos prestaban seguridad en tierra reaccionaron y así pudimos alzar vuelo, pero lo que más recuerda es que la gravedad del disparo en la cabeza del soldado le angustiaba y en ese momento sólo oraba a Dios para que en lo menos posible pudieran salir del área y dejar al soldado en el hospital: Hoy, sé que el soldado pudo recuperarse y está vivo, esa es mi satisfacción del deber cumplido. Grisales ha sido uno de los soldados que se preparan continuamente para salvar y rescatar vidas, hasta la fecha logra contar cerca de 200 vidas que han caído en sus manos y gracias a Dios y a la tropa, como dice él, son vidas que ha podido salvar.

Lo que importa es la vida, no de quién es la vida:

El equipo C-SAR ha evacuado soldados, personal civil e incluso enemigo, como es el caso de la evacuación aeromédica nocturna que se llevó a cabo a principios del presente año en las selvas aledañas a la capital del Guaviare, hasta donde el helicóptero UH-60 logra extraer un presunto integrante de las Bandas Criminales herido en la zona abdominal por arma de fuego, luego de presentarse un combate de encuentro con los soldados que realizan operaciones de control territorial sobre área rural de San José del Guaviare. Por ello, es evacuado hasta la ciudad de Villavicencio, estabilizado por los soldados expertos en atención médica para luego ser intervenido por los galenos del Hospital de la capital del Meta. Con estas acciones nuestros héroes demuestran el actuar dentro de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

El Guaviare y sur del Meta: en donde más se evacúa personal civil.

Hasta las áreas más recónditas de la geografía vasta y selvática del suroriente colombiano, llegan los helicópteros del Batallón de Aviación No. 4, el llamado de la población civil a los militares que resguardan su región genera inmediatamente alertas de reacción para en todo momento salvaguardar la vida.

La mayoría de evacuaciones aeromédicas de personal civil ocurre en el departamento del Guaviare, pues éste carece de vías terrestres apropiadas que logren comunicar la capital San José del Guaviare con los municipios de Calamar o Miraflores, que demora de 6 a 8 horas el viaje por vía terrestre. Así mismo desde los municipios fronterizos con el departamento del Meta, como son Mapiripán o Puerto Alvira, se ha requerido el apoyo aéreo, pues son de 4 a 5 horas la demora de viaje por carretera, horas que no logran cubrir la necesidad de tiempo al momento de atender urgencias vitales.

Tras estas necesidades, luego de que el personal del Batallón de Infantería No. 19 General Joaquín París recibiera el llamado de la población de Mapiripán, se realiza en el mes de enero, en horas de la noche, la evacuación aeromédica y atención pre-hospitalaria de un señor de cerca de 37 años el cual presentaba dolor en la zona abdominal con síntomas de peritonitis. Por lo que se procede la ruta hasta el dispensario médico del Batallón que en el helicóptero UH1N tarda 30 minutos, logrando la atención, cirugía y posterior recuperación de dicha persona que agradece la intervención de la Aviación de Ejército por salvar y proteger su vida.

Salvan vidas y son esperanza:

Quienes han sido rescatados, admiran la valentía y arrojo de aquellos que hacen todo por una vida. Todos los días los suboficiales del Batallón de Aviación No. 4, después de su entrenamiento físico y la formación militar para el inicio del servicio, se dirigen con su material técnico y paso a paso verifican su aeronave: Todos los días estamos verificando el funcionamiento de la máquina, lo importante es que cuando se necesite, esté full, dice el Sargento Primero Vargas Ferney, a lo que el soldado Grisales agrega porque lo que prima es la vida de los que nos necesitan y aclaman, ese es mi deber pero sobre todo mi servicio.

Los soldados que adelantan operaciones en el suroriente colombiano admiten que aparte de salvar vidas, los helicópteros son sinónimo de cualquier esperanza. Al escuchar el sonido de las palas cuando cortan el viento, en menos de 10 minutos ese sonido se convierte en esperanza de que llegan los alimentos que sostendrán la tropa por 15 días más; esperanza de que llegó el día de salir a permiso, de ver a la familia, a la novia, a la esposa, a la mamá, a los amigos, luego de estar internados 20, 30, 45 días o hasta dos y tres meses en la selva; esperanza para los grupos de operaciones especiales cuando, luego de cumplir su misión, son extraídos del área; esperanza para toda una Fuerza, o como simplemente lo expresa el Soldado Profesional Jhon Peñuela Carrillo, quien de sus 12 años de servicio 9 fueron dedicados a caminar selvas, montañas y sábanas colombianas: son la moral de nosotros los combatientes en el área de operaciones.

Cifras:

En lo corrido del presente año y en menos de 4 meses, el Batallón de Movilidad y Maniobra de Aviación No. 4 ha realizado 10 evacuaciones, 3 de ellas a población civil, 2 a enemigo y 5 a propias tropas; se han transportado 2.635 personas entre militares y civiles con el fin de abastecer de tropas las áreas de operaciones que se cubren en el suroriente colombiano; se ha apoyado a la Gobernación del Meta el cumplimiento de misiones humanitarias en la atención de población vulnerable que habita en aquellos sitios alejados de la urbe.

Así mismo, se ha podido abastecer a la tropa con 224.125 kilos de víveres, kilos que garantizan la alimentación de oficiales, suboficiales y soldados que se encuentran patrullando en las montañas de la Cordillera oriental, en las sábanas del norte del Meta o en las selvas inhóspitas del Guaviare y Vaupés.

De esta manera, Ejército Nacional y sus héroes de la Aviación, continuarán su indeclinable labor de construir tejido social y de apalancar este tipo de gestiones con el apoyo de las demás instituciones del Estado, con el fin de garantizar el bienestar de la población civil en el suroriente colombiano, y ratificar el compromiso con las comunidades en donde los soldados llegan para quedarse en los corazones de sus gentes y allí se quedarán.

Somos soporte de la población civil, salvamos vidas y le damos protección a la fuerza: somos sinónimo de esperanza.
Tc. José Prada Suárez
Comandante Batallón de Maniobra y Movilidad de Aviación No. 4.



COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co