CUARTA DIVISION

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Cuarta División del Ejército Nacional -   NOTICIAS -   Actualidad -   Las Jornadas de Apoyo al Desarrollo garantes de los Derechos Humanos en la región

Fin barra de navegación de las migas


Las Jornadas de Apoyo al Desarrollo garantes de los Derechos Humanos en la región
La interacción permanente con las comunidades, es el pilar de un trabajo coordinado que el Ejército Nacional hace en el objetivo de garantizar los derechos de las personas que se ven afectadas física o emocionalmente por la falta de recursos para cubrir aquellas necesidades, especialmente debido a la afectación de los grupos armados al margen de la ley.
El día de ayer, 9 de septiembre, se conmemoró el día nacional de los Derechos Humanos, en honor al sacerdote jesuita San Pedro Claver, quien murió este mismo día en el año de 1654, defendiendo los derechos de los esclavos que llegaban al puerto de Cartagena de Indias; se hace mención a las Jornadas de Apoyo al Desarrollo que el Ejército Nacional tiene la labor de realizar, y que en el suroriente colombiano, se desarrollan a través de los Batallones adscritos a la Cuarta División en los departamentos del Meta, Guaviare y Vaupés.

Con la misión de garantizar los derechos humanos a la población civil, las jornadas de apoyo al desarrollo se realizan, en lo posible, en sitios que no tengan protección especial por Derecho Internacional Humanitario, para que de esta manera se prevengan posteriormente retaliaciones, ataques o desplazamientos, por parte de los grupos generadores de violencia. Por ello, tropas del Ejército Nacional hacen presencia para demostrar que la manera de salvaguardar su integridad, no es solamente en el área de operaciones y encuentro con el enemigo, sino también en el contacto directo y entrega de bienestar social.

Los servicios que ofrecen las Jornadas de Apoyo al Desarrollo, incluyen atención en las áreas de medicina general, odontología, rehabilitación oral, pediatría, ginecología, fonoaudiología, psicología, optometría, fisioterapia, entre otras. Además, se incluyen los servicios de peluquería, entrega de medicamentos totalmente gratis, y gracias a la labor de los grupos de operaciones psicológicas y compañías de Acción Integral, se ofrecen espacios de recreación, deporte y cultura a los niños, niñas y adolescentes que participan de la jornada.

Para poder llevar a cabo las jornadas, se deben cumplir una serie de pasos que comienzan desde la planeación del cronograma del año por parte de las secciones de Acción Integral de cada Brigada que compone la Cuarta División, quienes encargan, a su vez, a los batallones la responsabilidad de ejecutarlas, por ser éstos último quienes tienen más acercamiento con la población civil. Para ello, Se hace un diagnóstico médico y poblacional para conocer el número de personas a beneficiar, las edades y las enfermedades más comunes, para así poder brindar soluciones a necesidades específicas.

Se cuenta también con los Profesionales Oficiales de la Reserva, quienes, gracias a sus conocimientos profesionales en distintas áreas, como psicólogos, trabajadores sociales, ingenieros, médicos, etc., ayudan en la evaluación del contexto del conflicto en los lugares en los que se realizan las Jornadas de Apoyo al Desarrollo, para que las actividades que se adelanten, no estigmaticen ni pongan en riesgo a la población civil, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, teniendo en cuenta que los grupos al margen de la ley son los responsables de ataques en contra de los Derechos Humanos en el suroriente colombiano y en el país.

Hasta la fecha, la Cuarta División del Ejército Nacional ha adelantado jornadas en los tres departamentos de su jurisdicción. En el Meta se ha hecho presencia en los municipios de Mapiripán, Lejanías, Puerto Gaitán, Canaguaro, y próximamente se llegará hasta Puerto López; en el Guaviare se ha logrado presencia en Puerto Alvira, Calamar, Miraflores y San José del Guaviare; y en el Vaupés se han desarrollado Jornadas de Apoyo al Desarrollo en el municipio de Carurú, proyectándose otra para Pueblo Viejo. Con ello, se ha logrado beneficiar en el transcurso del año a cerca de 10.000 personas que habitan en estos municipios, y que resultan eternamente agradecidas, ya que por su condición de difícil acceso a los servicios básicos de salud, tienen que padecer sus enfermedades sin tratamiento oportuno.

Para seguir fortaleciendo el trabajo con estas comunidades, la Oficina de Derechos Humanos de la Cuarta División trabaja continuamente en el desarrollo de campañas dirigidas a los 12.600 hombres y mujeres militares que componen su jurisdicción, incluyendo en ellas capacitaciones, volantes y cartillas sobre la aplicación y correcto tratamiento de los Derechos Humanos. Prueba de ello se refleja en la disminución del 87% de las denuncias por Derechos Humanos, demostrando que el Ejército se compromete más con la población, y esta útlima confía cada vez más en sus tropas.

Frases como gracias al Ejército, con su compañía nos sentimos seguros, los queremos mucho o gracias a Dios ustedes existen, son las retribuciones que las tropas reciben al término de cada jornada, llevándose consigo una voz de aliento para seguir cumpliendo la misión, pero sobre todo la satisfacción de haber dejado una huella de alegría imborrable en los corazones de cada persona que ahora puede volver a sonreír, aquellos corazones en donde el Ejército Nacional está y ahí se va a quedar.



COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co