DIV04

Héroes de gran corazón

29 de julio de 2014

Independiente de la misión que las Fuerzas Militares desarrollan en sitios apartados de la geografía colombiana enfocadas a bridar seguridad a la población civil, existen otras labores que buscan resaltar el compromiso de nuestros soldados con el bienestar y desarrollo de aquellas personas que por su condición socio-económica, necesitan una mano extra para superar situaciones de adversidad.
Es así como los héroes del Batallón de Infantería N19 General José Joaquín Paris Ricaurte de la Cuarta División del Ejército Nacional, llegaron a través de una jornada de apoyo al desarrollo a la vida de Marcos José y su familia, un niño indígena de 8 años de edad en la comunidad Tucano Oriental,quien luego de ser víctima de una extraña bacteria que adquirió en las selvas del departamento del Guaviare, la dificultad para el acceso a un tratamiento médico adecuado, sumado a las tradiciones ancestrales de la medicina indígena, hizo inevitable que el pequeño sufriera la amputación de sus dos miembros inferiores y el dedo índice de su mano derecha, al tiempo que le dejó huellas físicas imborrables en las manos y el rostro.
Pero tal vez, las cicatrices que más le marcan su alma de niño es no poder caminar, montar bicicleta y patear un balón,como lo hace James Rodríguez, su ídolo, al que aspira un día conocer al lado de sus hermanos. Amigos, tiene pocos, porque la depresión y tristeza de verse sin sus piernas lo obligaron a dejar la escuela,a la que desea regresar pronto por sus propios medios, a refugiarse en su casa, de donde no suele salir, pero juega fútbol, su deporte favorito, en la sala que junto a sus hermanos convierten en improvisada cancha, donde él hace las veces de arquero y celebra los goles imitando a Shakira, su cantante favorita.
Hace año y medio que Marcos, sus 4 hermanos y sus padres, Gerardo, quien es profesor y Sirley, ama de casa, se vieron obligados, por la condición del menor, a dejar su lugar de origen y vivir en un céntrico barrio en San José del Guaviare, con el sueldo mínimo que gana el padre, y no le alcanza para costear el tratamiento adecuado que debe seguir Marcos y que a gritos, desde la humildad de su casa y la frustración que revela su mirada de padre,pedía ayuda para devolverle los sueños a su pequeño.
Llamado que fue oído por los nobles corazones de nuestros soldados, que no dudaron un minuto en emprender la batalla para ganarle la guerra a la adversidad de una enfermedad inesperada y devolverle la alegría a Marcos. A través de la Oficina de Acción Integral de la Unidad Militar se realizó una radiotón con el liderazgo de la emisora del Ejército Colombia Estéreo en San José, y el acompañamiento de las estaciones radiales presentes en el municipio, logrando recaudar la suma de 4.681.050 pesos, gracias al aporte en su mayoría de los guaviarenses, quienes se acercaron al parque principal en una jornada de 12 horas ininterrumpidas de transmisión a depositar en urnas su contribución y en el resto del país a través de una cuenta de ahorros abierta para tal fin. Es de resaltar, que los niños, niñas y jóvenes de las instituciones educativas del casco urbano donaron el dinero de un día de sus onces y lo destinaron para la causa.
Pero los esfuerzos no pararon ahí, porque la meta principal, que era lograr obtener el tratamiento completo y la atención médica especializada requerida para el caso, se logró; la Fundación Fuente de la Esperanza FUNDAFE, con sede en la capital del país será la encargada de llevar a cabo el tratamiento integral que le cumplirá los sueños a Marcos José, sus padres y 4 hermanos de verlo nuevamente caminar, correr y jugar por sus propias fuerzas con la ayuda de las prótesis anheladas.
COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co