DIV04

Me voy, con el sentimiento de ser un Llanero de corazón: General Jairo Salguero Casas
Después de un año al mando de la Cuarta División del Ejército, el Ministerio de Defensa por medio de Resolución Nacional, encomendó, al Brigadier General Jairo Salguero Casas, quien se desempeñaba como Comandante de la Unidad en mención, como nuevo Jefe de Desarrollo Humano del Ejército Nacional, cargo que desarrollará desde la ciudad de Bogotá, a partir del próximo 22 de octubre del año en curso.
Al entregar el mando de la Cuarta División del Ejército Nacional, el General Salguero, expresa gracias al Todopoderoso por permitirle cumplir con sus funciones al servicio de la población de la región de la Orinoquía Colombiana y por haberlo iluminado en el cumplimiento de sus deberes y responsabilidades como Comandante.

Hoy me siento con profundo orgullo un llanero más, después de haber brindado lo mejor de mis capacidades y experiencia durante tres años, dos de los cuales como Comandante de la Séptima Brigada, en esta muy extensa, linda y próspera región del territorio nacional, tratando siempre de destruir todos los factores de la amenaza que pretendían entorpecer su desarrollo, asegura el General Salguero

En cumplimiento de la misión las tropas de la Cuarta División han adelantado durante el 2012, operaciones ofensivas, trabajando en forma conjunta con la Fuerza Aérea Colombiana y las unidades de la Armada Nacional destacadas en la jurisdicción, así como, en forma coordinada con la Policía Nacional, Cuerpo Técnico de Investigaciones, Fiscalía y buscando la cooperación permanente de las autoridades gubernamentales, instituciones y de los gremios económicos y sociales de la región.

La estrategia diseñada y orientada a quebrantar la voluntad de lucha de los grupos armados margen de la ley, especialmente las cuadrillas del bloque oriental de las Farc, las bandas criminales conocidas como ERPAC y las organizaciones dedicadas al narcotráfico, busca neutralizar en forma permanente las redes de apoyo al terrorismo, golpeando sus sistemas de financiación, cerrando sus corredores de movilidad, incrementando la inteligencia dominante hacia sus estructuras armadas y enfocando el esfuerzo hacia los cabecillas con toda la capacidad de combate, afirmó el General Salguero, Comandante saliente de la Cuarta División. Resaltando que, todo lo anterior, siempre está y estará enmarcado en la aplicación de las normas del Derecho Internacional Humanitario y el respeto por los Derechos Humanos.

Lo mencionado anteriormente, se encuentra estipulado, bajo los claros criterios de la campaña Espada de Honor, donde se fusionan talentos y voluntades para hacer posible las metas de Seguridad y Prosperidad, mediante un esfuerzo conjunto coordinado e interinstitucional, bajo un proceso de consolidación y un criterio operacional que une a las Fuerzas Militares y a la Policía Nacional en beneficio de una causa: Colombia, en un contexto plenamente definido, para combatir a todos los agentes generadores de violencia que buscan desequilibrar al pueblo colombiano en su tranquilidad y paz ciudadana.

Es así como durante el año 2012, las unidades de la Cuarta División reportan un total de 305 integrantes de grupos armados ilegales, los cuales figuran como entregas voluntarias a hombres de las Unidades adscritas, como capturas y muertos en combate durante el desarrollo de operaciones militares, confirmando una vez más, el continuo trabajo por defender el estado de derecho, la democracia de nuestro país y, especialmente, a la población civil y sus recursos, específicamente del oriente colombiano.

Las células de los grupos armados al margen de la ley que delinquen en la jurisdicción de la Cuarta División han disminuido el número de sus integrantes gracias al efectivo accionar de las tropas y al apoyo de la población civil, pues de los 305 subversivos desmovilizados, capturados o muertos durante el desarrollo de operaciones militares, 125 pertenecían a las Farc, 76 a las bandas criminales al servicio del narcotráfico, 20 relacionados con el delito del narcotráfico y 84 a la delincuencia común.

Entre otros resultados, gracias a las operaciones militares planeadas y ejecutadas a través del Plan Espada de Honor y apoyadas por el Grupo Operativo Especial de Investigación Criminal de la Policía Nacional (GROIC), cuya finalidad son los procesos de judicialización de los miembros del sistema rival, especialmente en relación a las Redes de Apoyo al Terrorismo (RAT), con el objetivo de judicializar la mayor cantidad de integrantes de éstas y quienes han efectuado el debido y pertinente acompañamiento a las Unidades de la Cuarta División durante el desarrollo de las operaciones militares, haciendo con ello, que los resultados obtenidos sean transparentes y acaten toda la normalidad pertinente en casos de judicialización, es así como las Unidades, han logrado capturar 198 sujetos integrantes de los diferentes grupos armados al margen de la ley y la delincuencia común por delitos relacionados como acciones terroristas, porte ilegal de armas y/o narcotráfico, siendo 49 pertenecientes a las Farc, 46 a las bandas criminales al servicio del narcotráfico, 20 relacionados con el narcotráfico y 83 de la delincuencia común.

La presión ejercida por las Unidades y el control activo militar de área han sido factores importantes que han contribuido para que integrantes de los grupos extremistas decidan fugarse e incorporarse a la sociedad y se sometan a los beneficios otorgados por el Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado, logrando que 66 de sus integrantes empiecen una nueva vida lejos de la violencia que antes protagonizaban para empezar a escribir una nueva historia al lado de sus familias.
De igual manera, se ha contribuido de manera satisfactoria con la seguridad de los habitantes del oriente colombiano al detectar y destruir, de manera controlada por equipos especializados como el Grupo Marte, más de 1400 artefactos explosivos improvisados, salvaguardando así, la integridad física de la población civil y de las propias tropas, quienes han sido víctimas de un enemigo silencioso que ha cobrado la vida de varios militares durante actos del servicio por la patria y por Colombia.

Es trascendental mencionar que, gracias a la efectiva implementación del Plan Espada de Honor, las Unidades que integran la Cuarta División, han logrado disminuir de manera sustancial la modalidad de financiamiento de los grupos armados al margen de la ley, relacionada con el narcotráfico, al lograr decomisar y destruir 9168 litros de insumos líquidos; así como, 8122 kilógramos de insumos sólidos, empleados para el procesamiento de sustancias ilícitas. Como la erradicación de 925 hectáreas cultivadas de coca.

Sin embargo, no todo el trabajo de los hombres y mujeres de la Cuarta División está enfocado en el desarrollo de operaciones militares, pues la preocupación constante por mejorar la calidad de vida de los habitantes del oriente colombiano, ha llevado a las Unidades Subalternas a desarrollar actividades de Acción Integral, haciendo un esfuerzo principal en la realización Jornadas de Apoyo al Desarrollo, con las cuales, se logra llegar a sectores vulnerables para brindar bienestar a la población civil. Puesto que, en el transcurso del 2012, la Cuarta División, a través de sus Brigadas, ha efectuado once Jornadas de Apoyo al Desarrollo, siendo cuatro registradas en el departamento del Meta, cuatro en el Guaviare, dos en el Vaupés y una en Cundinamarca, logrando con ello, brindar servicios de salud, recreación y sano esparcimiento a más de 7000 mil personas.

Por todo lo anterior, la economía en las regiones donde hacen presencia tropas de la Cuarta División ha reportado un incremento satisfactorio a través de la reactivación del turismo y de la inversión en nuevos proyectos industriales y agrícolas, permitiendo un mejoramiento en la calidad de vida de los habitantes de los departamentos de meta, Guaviare y Vaupés.

El Brigadier General Jairo Salguero Casas, quien entrega el mando de la Cuarta División, agradeció a las autoridades civiles, eclesiásticas, al Comando aéreo de Combate No. 2, Policía Nacional, entes de control, autoridades indígenas, medios de comunicación y comunidad en general por su colaboración, apoyo e integración con las tropas, siendo aliados fundamentales en el cumplimiento de la misión.

El Brigadier General Jairo Salguero Casas, entrega el cargo de Comandante de la Cuarta División al Señor Brigadier General Fernando Cabrera Artunduaga, designado por el Comandante del Ejército por sus condiciones profesionales para continuar desarrollando la campaña Espada de Honor en procura de garantizar la paz y el desarrollo en la jurisdicción asignada.



COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co