DIV04

Saludo fin de año Comandante Cuarta División

17 de diciembre de 2007

Con luces y villancicos diciembre nos anuncia el ocaso del año 2007, el cual estuvo cargado de experiencias, sucesos y avatares que pronto solo serán el recuerdo de lo vivido, pero que hoy nos permiten vislumbrar un nuevo año colmado de tareas, metas y objetivos que lograremos alcanzar gracias al uso de la libertad que ejercemos, la confianza del alto mando militar y del Gobierno Nacional.
La experiencia nos enseña que el tiempo pasa y no vuelve, transcurre lenta y vigorosamente por nuestras vidas sin la posibilidad de retornar al pasado para minimizar nuestras debilidades y maximizar nuestras fortalezas. Somos arquitectos de nuestras victorias y nuestros fracasos; sin embargo, la vida no se extingue sin habernos dejado por lección las experiencias vividas, que nos enseñan sabiamente a caminar sin prisa, pero sin pausa en nuestro diario trasegar.

En la memoria del alma nos queda el recuerdo de quienes pagaron con su vida para hacer realidad la esperanza de tener una Colombia “siempre grande respetada y libre”. Y en las entrañas frías de la tierra los restos de quienes cayeron por su malévola indolencia de continuar por la senda del mal trayendo horrores y desgracias a su propia patria.

Quedan como frutos del esfuerzo, la paz en las regiones liberadas del yugo de los violentos, las obras, el empeño y las ganas de llevar a feliz término la misión encomendada de garantizar la seguridad de cada uno de los ciudadanos de nuestra jurisdicción, y la esperanza de que nuestro esfuerzo permita a más de los nuestros alcanzar su sueño de vivir tranquilos sin tener que entregar a cambio sus vidas, su libertad o el fruto de su trabajo a quienes en vez de producir se dedican a extorsionar a los demás.

Nos esperan nuevos retos y otros que aún nos son esquivos, pero con la ayuda de Dios, el direccionamiento de nuestros superiores, el compromiso, esfuerzo y sacrificio de todos los hombres y mujeres de la Cuarta División continuaremos respondiendo con altura a los desafíos que se nos presentan, a sabiendas de que debemos persistir en el empeño de cumplir la difícil meta de obtener este año que viene mayores éxitos que los obtenidos en los años anteriores.

Sabor a nostalgia nos dejan los subalternos que se van a otras unidades, quienes combatieron con nosotros aportando lo mejor de si con responsabilidad y quienes desde sus puestos de combate coadyuvaron a la obtención de los resultados que hoy orgullosos
Presentamos. Saludamos así mismo con esperanza renovada a los recién llegados quienes inyectan nueva sangre al cuerpo fatigado por el trajín de la batalla.

Que el todo poderoso nos ilumine y fortalezca, manteniendo la entereza y que sin desviar el camino podamos escribir en las páginas de la historia el fin de la violencia, la liberación de los secuestrados, la derrota de los terroristas y la paz de Colombia. Que conservemos el tesoro que heredamos que nos es más sagrado: Nuestro suelo Colombiano y que los hombres y mujeres que en él vivimos cumplamos nuestra ambición mas grande, “la de llevar con honor el título de colombiano”.
COMPARTIR

Villavicencio - Meta, Colombia
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
siumadiv04@ejercito.mil.co